25 may. 2015

Llavero porta-púas

Llevo desaparecida un mes!! lo siento! han sido una especie de vacaciones inesperadas del blog pero el volumen de trabajo ha sido demasiado alto para poder hacer absolutamente nada, ni origami, ni ganchillo, ni punto...Es más, la entrada que traigo hoy la hizo mi chico, que es un manitas :)

A partir de ahora volveré a intentar publicar todos los lunes como siempre, espero poder dedicar algo más de tiempo a mis chiribiquis. Os dejo con la entrada!


Con el fin de dejar de perder púas y tener siempre una disponible para poder hacer ruido he intentado llevar a cabo una idea que ya había visto, un llavero para púas. Me parece un recurso ideal para acabar con la dictadura del duende roba púas que hace que antes de que una toque el suelo está ya haya desaparecido. Para hacer el llavero utilicé una cartera vieja, dándole así una vida nueva. Al final acabé haciendo diferentes modelos hasta agotar el material de la cartera para ayudar a amigos y familiares a luchar contra este problema.

Material utilizado
  • Cartera antigua (o cuero)
  • Hilo
  • Automáticos (en una de las ocasiones velcro)



Pasos a seguir

En primer lugar recorté diferentes piezas de la cartera antigua, quedándome los materiales que me parecían más resistentes. 



Tras esto, hay que señalar que hice dos modelos:

Primer modelo


1. En la primera versión hice un “sobre” para las púas de una sola pieza, cosiendo los extremos para formar un triangulo con forma de púa.  



2. Además hice en la parte superior del triángulo una apertura por donde metería unas tiras de material que cosería para hacer la cuerda para utilizarlo como llavero.


3. Tras esto, cosí al triangulo unas tiras de velcro de la parte suave al triangulo y otras ásperas a la solapa que dejé.




Segundo modelo

1.Para el segundo modelo corte cuatro piezas de material de la cartera, más unas tiras para hacer la cuerda. Las piezas eran: una base un poco más grande que una púa, utilizando una como referencia, y dos solapas un poco más grande que la mitad de la púa. En este caso se cosía cada parte, haciendo con una de las partes pequeña un sobre y con otra una solapa que se pudiera abrir y cerrar por lo que no se cosió del todo. 


2. Por último, cosí a la mitad de las partes pequeñas un automático que sirviera como cierre.



Como veréis es muy fácil, reciclas una cartera antigua -a la que tenía cariño- y siempre tienes cerca una púa para tocar la guitarra y hacer ruido…todo ventajas:)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips